lunes, 21 de marzo de 2011

Intensos escalofríos.

-... -parecía que no encontraba las palabras exactas para la situación - ... Yo ... - Se abalanzó sobre mí y me dio un impactante beso en los labios. Me quede perpleja, asombrada, impresionada, anonadada, sorprendida ... ¡Como queráis llamarlo!. Pero sin duda no pude evitar continuar con su amistad besucona.


Me agarró de la nuca y me acarició el pelo. Me encantaba que me hicieran eso pero no quiero ni pensar como lo sabía, sólo que al hacerlo un escalofrío me recorrió todo el cuerpo casi a la misma velocidad que aparece y desaparece una estrella fugaz. Sí. Dan era mi estrella. Era la persona que me iluminaba el camino en la oscura noche y el que me daba sombra en los días de calor. Ese era mi Dan. Espera ¿mi?, ¿eso no es un determinante de posesión?. Implicaba eso que ¿Dan me pertenecía?. ¡Bah!, que bobadas. Seguramente sólo sería un lapsus de mis sentimientos enfrentados con mis pensamientos.


-Beatrice Oliveira. Te quiero - esas fueron las primeras palabras que salieron de su preciosa y adorada  boca después de darme aquel beso de película. No sé si fue el más largo, y dudo que lo sea, pero sin duda fue el beso más romántico, e improvisado, jamás visto.


Yo seguía igual de pasmada que antes. Esa fusión de labios carnosos con mis pequeños y finos belfos, su sabor chocolateado del Moca de cacao rebujado con Frapuccino de caramelo y esos ojos, los de ambos, que se cerraron en el momento del impacto, sería algo que no podría olvidar por mucho que quisiera hacerlo.


Me miraba y yo me sentía intimidada por aquellos ojos verdes avellana y esa sonrisa pícara que esbozaba sus facciones. Me volvía loca, loca de atar. Sin duda ese Dan que hace unos días era un insoportable adulto, en algunos casos más niño que otra cosa, se convirtió nada más y nada menos que en la persona que endulzaría mis mañanas, como el bien dijo, y mis crepúsculos.


Digamos que no grité en ese momento porque no me encontraba con fuerzas para hacerlo, pero en mi interior había una guerra entre la adrenalina y la euforia, sin embargo creo que ganaría la segunda o por lo menos la ayudaría a hacerlo.


-¿Beth? - preguntó mientras me miraba inquieto a los ojos clavando sus pupilas en el reflejo de las mías.


No me salían las palabras. Mis delgados y flexibles brazos le rodearon por el cuello y sus manos, casi temblorosas, se posaron en mis caderas. Le quería. Parecía mentira que después de lo que pasó con Kelly siguiera queriéndole, pero más extraño me parece que él, a quien le dan a elegir entre mí y las amigas de su abuela elegiría las segundas, me hubiera dado ese beso tan impresionante.


-No me lo explico Dan - repliqué al lado de su oído.


-¿Qué hay que explicar Beatrice? - exclamó intrigado.


-No sé porqué ahora estamos así, tampoco sé si me gustaría saberlo. Lo único que sé Dan es que desde hace más de cuatro años tú eras mi amor platónico y ahora mírate. No te reconozco. Estabas con Kelly y yo ...


-¿Y tú que Beth? - interrogó mirándome seriamente con su mentón tenso entre sus dedos índice y pulgar.


-Yo digamos que he sido siempre el bicho raro.


-¿El bicho raro? - repitió confundido -, no sé a que te refieres. Explícate.


-Sí, Dan. El bicho raro de la oficina. Desde que Kelly se fue he tenido que ponerme borde con personas que no tienen la culpa de mi mala suerte. He sido estricta sin tener la necesidad de serlo y me he sentido como un reptil, siempre arrastrándome, cuando he tenido que pedir algún favor a alguien. Pero lo que más me ha tocado y de lo que nunca me olvidaré es de que estuviste saliendo con mi actual archienemiga : Kelly.


-¿Qué yo qué? - puso los ojos como platos, tanto que se le veía todo el ojo blanco. Sin rastro de sus ojos verde avellana.


-Eso fue lo que me dijo ella. Es más fue lo último que me dijo, y supuestamente tus palabras exactas hacia mi fueron "Beatrice es una chica que se despierta como un perro rabioso y que se acuesta como un monstruo verde".


-Pero, pero ... ¿¡de verdad crees que yo he podido decir eso después de lo que yo he sentido por ti desde que entraste por la puerta de "The Big Holidays" !? - su cara seguía siendo un poema al mirarme. Podía ver la expectación en sus ojos por saber todo lo que me dijo aquella traidora - y eso por no hablar de nuestro encuentro en medio de la calle. Sí aquella situación tan embarazosa. El choque de nuestras cabezas al recoger el pañuelo que salió volando de tu cuello.


-No lo sé Dan. No sé que pensar - aún así me encantó que recordase aquel momento en el que nos encontramos antes de  yo empezara a trabajar en "The Big Holidays" -. Ahora me vienes con este gesto. Hace un día has estado durmiendo en mi casa, en mi cama, sin pantalones - eso último no debería de haberlo recordado porque se me vino la imagen de él en boxers y la verdad que me gustó bastante imaginar esa situación que seguramente se tornó embarazosa -, y has estado cogiendo mi escarabajo. Así que ya te digo que no sé que pensar. Dímelo tú.


-No pienses Beth, déjate llevar. Sólo tienes que sentir. 


En ese momento sus labios se posaron en los míos. Volvió a hacerlo. Volvió a pasar. Volví a sentir ese escalofrío, e incluso me atrevería a decir que fue más fuerte que el de antes, y me encantó.

6 comentarios:

  1. que historias mas bonita ^^
    aunque en ocasiones sea arriesgado dejarse llevar la verdad esque cuando uno lo hace siente que vale la pena haberlo hecho.. :)
    un besito guapaaa ;)

    ResponderEliminar
  2. ;D que bonito ;D es super precioso el relato y te olvidas realmente de en que mundo vives al leerlo y se te asa el tiempo como diciendo ¿como ? no hay mas XD ;D me encanta como todo lo que escribes (ll) un besazo alescritora

    ResponderEliminar
  3. Hola :)
    Siento haber tardado en volver a pasarme.
    Enserio cada vez me gustan más estos relatos, en ellos hay una atmósfera realmente dulce. No sé como decirlo, pero transmiten de algún modo paz, o al menos así lo siento yo.
    Dan parece ser un cielo, no si ya sabía yo que su ex-amiga era un personaje de mucho cuidado...

    ResponderEliminar
  4. Dios mio. Pero que bien lo hace mi niñaaa!!!! xD dime cómo, dónde y cuándo aprendiste a escribir asi?yo kiero!!!! xD me encanta esta historia, me encantan estos dos, y m encanta como pasa el tiempo sin darnos cuenta. Como dice alescritora.. no nos damos cuenta y se nos hace aun asi.. corto!!! Kiero mas, mas, mas, mucho mucho mas!!! xD un besito wapisima!!!! teQ

    ResponderEliminar
  5. oooo me encantaaa!!!! porfavorrr!!! ais escribes de pelicula!!

    ResponderEliminar