domingo, 9 de enero de 2011

El significado de un beso.

Una niña y una madre se encontraban un día en el hospital. La madre enferma de cáncer de mama no podía recuperarse por lo tanto iba a morir. Ésta quería quedarse a solas con su hija de seis años con la que apenas había podido vivir su niñez y mucho menos podría vivir su adolescencia, ver como crecía con el paso de los años y como le ganaba en centímetros mientras ella iba envejeciendo.

Un día de los que la niña estaba en el hospital le pregunto inocentemente a la madre que era un beso.

-Teresa hija, un beso es ... una muestra de amor a otra persona, es decir tú le das un beso en la mejilla a una persona que quieres pero la mayor muestra de amor es un beso en los labios, como los besos que me doy con papá. Una persona le da un beso en la boca a otra persona porque quiere demostrarle su amor, quiere que esa persona nunca se vaya de su lado y que siempre sean felices.
La niña lo entendió perfectamente.

-¿Y una lágrima mamá?, ¿qué es una lágrima?.

La madre echó a llorar, no aguantaba las ganas de abrazar a su hija y de mimarla como si fuera el último día que pudiera estar con ella.

-Una lágrima es una gotita de agua salada que sale por nuestros ojos porque nos sentimos tristes, incluso cuando estamos felices lloramos.

-¿Y tú porqué lloras mamá?.

-No lloro, estoy sacando mis mejores sonrisas de los ojos para ti mi vida.

Entonces la niña se inclinó un poco hacia la madre y con lágrimas en los ojos se acercó a la madre y le dio un beso en la boca. La madre quedó estupefacta y de repente la hija sin previo aviso le dijo:

-Este beso mamá te lo he dado porque no quiero que te vayas, porque quiero que te quedes aquí conmigo y porque así puedo demostrarte todo lo que te quiero.
La madre siguió llorando sin cesar no podía imaginar que la dulce cara de su hija no la pudiera volver a ver nunca más pero le dio un consejo:
-Teresa prométeme que cada vez que llores será para regalarle a papá una de tus mejores sonrisas y que cuando beses a alguien sea porque lo deseas y porque lo quieres con todo tu corazón.

La niña calló para asimilar las palabras de la madre.

-Mami yo no podré besar a alguien nada más que a ti porque eres lo que más quiero en el mundo y no quiero que vayas a ningún viaje y no puedas volver.

El diálogo entre la hija y la madre acabó en un silencio enternecedor en el que las dos aprovecharon los segundos, minutos y horas para abrazarse la una a la otra y dejar que el tiempo transcurriera entre cuatro paredes.

6 comentarios:

  1. (LLLLLLLL) Me encanta T.T es muy bonito

    ResponderEliminar
  2. Me alegro que os haya gustado, tampoco la intención era hacer llorar sino que veáis la importancia que merece una madre en la vida de su hijo/a.

    ResponderEliminar